Category Archives: Hay que quitarse la policía de la cabeza

Comentarios en la prensa en julio 2015

Hay que quitarse la policía de la cabezaEl libro se publicó el 27 de julio y desde entonces ha habido varios comentarios:

Diario de Cuba publicó una presentación del libro y una entrevista conmigo el mismo día. Miguel David Orrio, que había recibido el libro de forma electrónica, escribió un comentario que se publicó en ambos Cubainformación y Kaos en la red. Radio Martí me entrevistó un par de días antes de la publicación.

Etiketter till bloggar.se:

Hoy se publica “Hay que quitarse la policía de la cabeza – un reportaje sobre Cuba”

Hay que quitarse la policía de la cabezaHoy se publica mi libro “Hay que quitarse la policía de la cabeza”. Es un reportaje sobre Cuba, y las personas que ahí trabajan para la libertad y los derechos humanos. Hay más información sobre el texto aquí.

El libro se puede comprar en muchas librerías de internet, impreso o como e-book:

Impreso
Amazon (EEUU etc)
Read On Time (Argentina y otros países de América Latina)
Deupress (Mexico)
El mundo (España etc)
Corambo (España etc)

E-book
PaidosBotique del libro (Argentina)
LibreriadelaU (Colombia)
Exedra Books (Panama)
Sophos, Artemis Edinter (Guatemala)
Muchos Libros (Venezuela)
Gandhi (Mexico)
Vision E-books (EEUU)

El libro fue originalmente publicado en sueco en 2013 por Silc förlag, con el título “Måste få polisen ur huvudet: ett reportage om Kuba”. La versión en español, editada y extendida, fue publicada en 2015 por Ertigo.
Edición: Grace Piney Roche.
Traducción: Amanda Eda Monjonell Mansten y Dea Marie Mansten.
Diseño de interior y maquetación: Alejandra Román y Sebastián Gagin.
Diseño de portada: Lic. DG Germán Luft.
La traducción al español se hizo posible por Karl Staaffs fond för frisinnade ändamål.

Etiketter till bloggar.se: ,

Idag publiceras “Hay que quitarse la policía de la cabeza – un reportaje sobre Cuba”

Hay que quitarse la policía de la cabezaVåren 2013 hade det gått tio år sedan den så kallade svarta våren på Kuba, när 75 av landets mest framstående demokratiaktivister greps och snabbt dömdes till långa fängelsestraff.

Inför högtidlighållandet publicerades min bok “Måste få polisen ur huvudet” (Adlibris) som berättar den kubanska demokratirörelsens historia med utgångspunkt i det arbete som ledde fram till tillslaget. I boken intervjuar jag bland annat journalister, människorättsförsvarare och politiker som dömdes. Men även en av säkerhetspolisens agenter som vittnade mot aktivisterna i rättegångarna.

Idag publiceras boken även på spanska. Det ska bli mycket spännande att se hur den tas emot, och vilka kommentarerna blir. Det sägs ju att det händer väldigt mycket på Kuba just nå, så tajmingen är perfekt.

Den spanska versionen finns att köpa i papper och som e-bok här:

Tryckt
Amazon (USA etc)
Read On Time (Argentina och flera andra länder i Latinamerika)
Deupress (Mexico)
El mundo (Spanien etc)
Corambo (Spanien etc)

E-bok
PaidosBotique del libro (Argentina)
LibreriadelaU (Colombia)
Exedra Books (Panama)
Sophos, Artemis Edinter (Guatemala)
Muchos Libros (Venezuela)
Gandhi (Mexico)
Vision E-books (USA)

Etiketter till bloggar.se: ,

Tres años desde el funeral de Oswaldo Payá

Hoy 23 de julio han pasado tres años desde el funeral de Oswaldo Payá Sardiñas en La Habana. En mi libro “Hay que quitarse la policía de la cabeza”, que se publica el lunes, hay un capítulo pequeño sobre ese día tan trágico. Lo publico aquí:


Capítulo 15

El domingo 22 de julio de 2012 se estrelló el coche en el que viajaba Oswaldo Payá y su colega activista Harold Cepero en las afueras de Bayamo en la región oriental de Cuba. Conducía el político juvenil español Ángel Carromero. En el coche también iba Aron Modig, presidente del ala juvenil del partido Democracia Cristiana de Suecia. Los dos cubanos murieron y los dos europeos salieron relativamente ilesos.

Payas begravning 23 juli 2012

Al día siguiente, Oswaldo Payá fue enterrado en una iglesia en el barrio del Cerro en La Habana. El videoclip inestable de la bloguera Yoani Sánchez, tomado desde su teléfono móvil, mostró cómo muchos cientos de ciudadanos de La Habana en la iglesia abarrotada gritaban “libertad, libertad, libertad” con la misma fuerza y convicción como tantos tunecinos y egipcios habían hecho los años antes y muchos iraníes algunos veranos antes de eso.

El ritmo, la articulación, los puños alzados junto con el fuerte énfasis en la sílaba final, pulverizaron la humillación de los asistentes al funeral.

Luego, cuando la congregación cantó el himno nacional y terminó con aplausos, se unió la lucha cubana por la libertad, a la europea. Era exactamente la misma situación que cuando unos trabajadores polacos estuvieron en huelga en Gdansk en agosto de 1980. Timothy Garton Ash estuvo allí:

Estaba sentado con los huelguistas barbudos y exhaustos mirando por televisión el final del mitin del Comité Central del Partido Comunista, y cuando los dirigentes del partido se pusieron en pie para entonar “La Internacional”, la gente sentada a mi alrededor se puso en pie espontáneamente y empezaron a cantar el himno nacional. “Alzaos, prisioneros necesitados”, decía la television, “Polonia todavía no se ha perdido”, rugían los huelguistas, “¡mientras estemos vivos!” Con los manos en alza haciendo la señal de V de victoria.

La unidad y el sudor son el fundamento para todo cambio. Yoani Sánchez concluye su post de blog sobre Payá con la esperanza: “Descansa en paz, o mejor aún, descansa en libertad”.

Etiketter till bloggar.se: , ,